juanjonavarro.com

secciones

¿Puede Google ver la hora en tu reloj?

Ya he visto en varios sitios la noticia de que Google podría estar almacenando fotos de satélite de altísima calidad, que normalmente no están accesibles desde Google Map, pero a las cuales se puede acceder mediante un truco. Puedes ver cómo hacerlo en el artículo original en Google Blogoscoped

Esta imagen es impresionante y es una muestra de por qué algunos tienen miedo a la gran G:

Mirando a Google

¿No te has echado a temblar con esta foto? ¿No tienes miedo de que nuestra privacidad se vea completamente comprometida con satélites que pueden llegar a este nivel de zoom?

Realmente es un temor infundado, ya que estas no son imágenes de satélite. Estas imágenes en realidad son de un overlay con imágenes de National Geographic tomadas desde un avión. Por eso el tipo está mirando hacia arriba (al avión, obviamente, no al satélite).

Si bien es cierto que con el truco que se explica en el artículo se puede lograr un zoom ligeramente mayor en algunas zonas, la ampliación ya tiene en general muy mala calidad.

¿Puede Google ver la hora en tu reloj? Quizá algún día. Por ahora creo que no.

Vía Error500

3 Comentarios
pinger
9 marzo 2007, 20:29 — #1

Ya se puede, a nivel militar claro. Otra cosa es q sea accesible para los comunes mortales. Pero quien diria hace 10 años q podriamos ver imagenes de satelites de la calidad q se puede ver en google maps, de forma completamente gratuita??

Espera un poco y dejate sorprender.

Lio
12 marzo 2007, 14:52 — #2

Yo he tenido que convencer a alguien de que esas imágenes no eran en tiempo real.
Lo que hacen las pelis!!!!

Juanjo Navarro
12 marzo 2007, 15:52 — #3

pinger, he leído que los satélites comerciales tiene una resolución de 0,6 metros. Sobre los militares se sabe poco. En algún sitio he leído que tienen una resolución de 10cm. ¡Impresionante!

——

Lio, muy bueno. Tendrías que haber pedido al que se lo estabas enseñando que se asomase por la ventana y saludase. :-D

Comentarios cerrados para este artículo

Siguiente: Discriminación positiva: ¿Sí o No?