juanjonavarro.com

secciones

Pereza, Impaciencia, Orgullo Desmedido

Traduzco aquí (ya que no lo he visto traducido antes) las tres virtudes de un programador según el folklore de perl, aunque es perfectamente aplicable a cualquier lenguaje.

PEREZA: La cualidad que te hace esforzarte para reducir el gasto de energía total. Te hace escribir programas de ayuda al trabajo que otros encontrarán útiles, y documentar lo que escribiste para no tener que responder a preguntas sobre ello. Esta es la primera gran virtud de un programador.

IMPACIENCIA: La cólera que sientes cuando el ordenador está holgazaneando. Te hace escribir programas que no solo reaccionan a tus necesidades, si no que se anticipan a ellas. O al menos que simulan hacerlo. Esta es la segunda gran virtud de un programador.

ORGULLO DESMEDIDO: Orgullo excesivo, el tipo de actitud por la que Zeus te fulminaría. También, la cualidad que te hace escribir (y mantener) programas que nadie querrá criticar. Esta es la tercera gran virtud de un programador.

2 Comentarios
Pep
Pep
28 enero 2003, 16:23 — #1
Curiosas tres virtudes (?) las del programador, porque son aplicables a cierto amigo que creo que nacio para serlo y lo es.
¿qué fue primero las virtudes o el programador? je je.
juanjo
11 febrero 2003, 11:02 — #2
Ciertamente se me pueden aplicar las tres (especialmente la pereza ;-) )

Comentarios cerrados para este artículo