juanjonavarro.com

secciones

Ediciones piratas de libros.

Pensando estos días sobre mi anterior post “¿Se puede utilizar la Palm como libro electrónico?” me hago la siguiente pregunta: ¿Cómo puede ser que exista tan poca oferta de lectura digital?

Y es que estoy seguro de que la cadena de edición de libros obtiene muy pronto un “master digital”. En muchos casos supongo que los autores ya trabajan directamente con ordenadores. Pero aunque no sea así, aunque utilicen el “boli”, es lógico que rápidamente se obtenga una copia digital con la cual se empieza a trabajar en revisiones y mejoras. Por eso me extraña la ausencia de intentos (excepto en casos muy aislados) de comercializar versiones electrónicas de los libros. ¿No será miedo de los editores al efecto napster?. Me imagino que cuando los editores de libros ven el estado actual de la industria discográfica deben sentir terror a las copias ilegales.

En realidad, cualquiera que haya buscado un poco sabrá que la oferta real de libros electrónicos es grandísima. En Internet se pueden encontrar sitios con copias escaneadas piratas de muchos libros. Los problemas de estas ediciones piratas son:

  1. Primero de todo una pura cuestión legal y ética. Son copias piratas que no pagan derechos de autor. Con lo cual no se recompensa al autor. Creo que por muchas objeciones que algunos quieran poner al mercantilismo en la literatura, nadie pone en duda que hay que incentivar al autor.

  2. Dichas copias son escaneadas y revisadas por aficionados que dedican sus horas libres y que no producen un resultado profesional. Suelen estar llenas de erratas y errores de escaneo.

  3. Existe una abrumadora mayoría de literatura de género (del género de la ciencia ficción, vamos :-) ). Si buscas otro tipo de literatura, tus posibilidades de encontrar algo disminuyen mucho.

  4. Existe una carencia completa de novedades editoriales. Las posibilidades de encontrar un libro de menos de dos años son prácticamente nulas.


¿Hasta cuando deberemos soportar esta situación? Yo espero que se desarrollen cuanto antes técnicas de anti-copia adecuadas que quiten el miedo a los editores.

4 Comentarios
Dan
17 enero 2003, 21:25 — #1
Si estoy a favor de los libros electronicos Son geniales, sobre todo en las pdas, puedes llevar un monton y leerlos en cualquier momento.

La pirateria es otro tema. Soy de la opinion de que la mejor forma de combatirla es hacerla innecesaria. Por ejemplo si los Cds de musica originales costasen solo 6 euros en lugar del triple (18) una inmensa mayoria de gente dejaria de piratear al comprobar que por cierta cantidad de dinero no merece la pena las molestias y peor calidad que reportan las copias.

Sin embargo el asunto de evitar la pirateria en los libros electronicos es de mal arreglo (al menos como yo lo veo) Una persona puede perfectamente pagar una cantidad y bajarse legalmente un pdf. Pero: ¿como se puede evitar que esa persona le haga una copia a su amigo del alma? y ¿como evitar a su vez que ese amigo se lo haga a otro amigo y al amigo del amigo del otro amigo? (podemos seguir ad nauseam) De momento solo se deduce que un pdf es facilmente (demasiado) pirateable.

La solucion con la que casi nadie estara de acuerdo seria en la domesticacion de Internet. Una especie de DNI para cada usuario, un numero de copias permitidos, etc etc. De esta manera un pdf estaria linkado a un DNI y sin ese DNI el pdf se derretiria como un cubito de hielo en una playa en verano. Lo malo es que nadie quiere esa solucion (no, yo tampoco)
juanjo
21 enero 2003, 15:20 — #2
Dan, estos mismos razonamientos se pueden aplicar a la piratería de discos, ¿no crees? Porque aunque los cd's de música originales costasen sólo 6 euros, ¿qué impediría que le hicieses una copia a tu amigo del alma? Al fin y al cabo un cd virgen cuesta 30 céntimos de euro.

El tema del pirateo es algo que creo que todos nos debemos plantear, porque si bien todos nos beneficiamos de él, ¿qué ocurriría si los creadores dejasen de crear (o disminuyesen seriamente su producción) por culpa de la piratería? Al final, los consumidores, y no las discográficas, seríamos los realmente perjudicados.
nacho
28 enero 2003, 18:43 — #3
Yo no creo que los creadores vayan a dejar de crear nunca... uno no crea por dinero aunque luego sea justo que te gratifiquen. Pienso que el verdadero creador no puede dejarlo. Ojo, que no digo que no deban cobrar, pero lo que está claro es que el sistema actual no se sostiene.
En mi opinión hay demasiados autores que o bien se han acomodado a los canales de distribución habituales, o bien están atados por contratos con sus compañías (el caso de Alaska, entre otros). Internet supone un avance en esto: que sea el creador el que decida cómo, dónde y a qué precio distribuye su obra. Aunque quizá no lo parezca, yo pienso que así se terminaría la piratería en gran medida.
juanjo
28 enero 2003, 19:14 — #4
Nacho, el problema no es que dejen de producir (un autor siempre creará porque tiene necesidad de ello), el problema es que su producción se verá seriamente afectada. No se si eres aficionado a Asimov (que tiene una obra abundante y muy rica) pero si lo eres piensa cuanto hubiese disminuido su obra si hubiese tenido que dedicarse a su carrera (creo que era químico) en lugar de dedicarse profesionalmente a la escritura.

El problema no creo que sea el precio (creo recordar que los CD de operación triunfo salieron mucho más baratos de lo normal y la gente los pirateaba igual) si no dar un incentivo a la gente, que vea una contrapartida a lo que paga. Sacar buenas ediciones (de calidad) puede ser un incentivo si la gente valora eso. Concienciar a la gente sobre el trabajo del autor también puede serlo. Todo es cuestión de lo que uno valore.

Comentarios cerrados para este artículo