juanjonavarro.com

secciones

Montando tu servidor en un VPS con Docker: Introducción

Últimamente he estado montando mis páginas web en un servidor VPS.

Mi intención es dedicar una serie de artículos a esto en las próximas semanas, pero antes quiero dejar escritas las motivaciones para hacerlo y algunas ideas previas.

¿Por qué montar un VPS?

  1. Me gusta “jugar” con servidores. Esta es la verdadera razón. He tenido mis páginas en un hosting compartido desde hace mucho, y es obvio que no tener que ocuparte tú del mantenimiento de los servidores es una ventaja, pero varias veces había tenido la tentación de montar un VPS y al final me he decidido.
  2. He encontrado un VPS de muy buen precio. En ocasiones he arrancado un VPS en DigitalOcean durante horas o días, para hacer alguna prueba, pero el precio que quería pagar sólo me permitía acceder al Droplet más pequeño, y me daba la sensación de que con sólo 512Mb de RAM se podía quedar corto. Ahora he encontrado otro que por el mismo precio o menos me proporciona 2Gb de RAM (más sobre esto próximamente)
  3. Me permite acceder a funcionalidades extra. Por ejemplo: Let’s Encrypt. Con la web moviéndose hacía https (y con un servicio como Let’s Encrypt, que nos ofrece certificados gratuitamente) quería sumarme a esta tendencia, pasando mis webs a https. Algunos proveedores de hosting compartido ya ofrecen soporte para Let’s Encrypt, pero el que yo usaba no lo hacía. Puestos a cambiar de hosting compartido, he decidido el do it yourself de un VPS.

¿Por qué utilizar Docker?

  1. Por probar una nueva tecnología. Nuevamente, no hay que buscar más razones que las ganas de “jugar” con una nueva tecnología. He leído sobre Docker, he hecho algunas pruebas, pero no hay nada como tener que pelearte de verdad con una tecnología para aprender sobre ella.
  2. Quiero poder cambiar rápidamente de VPS. Es obvio que el VPS barato me puede salir rana. Aunque he hecho unas cuantas pruebas y todo parece funcionar bien, quiero tener un plan B, poder pasarme a otro VPS rápidamente en el caso de que el rendimiento no sea el esperado. Montando todo con Docker (servidores de BBDD, servidores web, etc) puedo simplemente desplegar los contenedores en otro VPS y automáticamente tener todo funcionando sin más que apuntar los DNS a la nueva IP.

Comentarios cerrados para este artículo

Anterior: Primeros pasos con PowerShell Siguiente: Rendimiento de un VPS en Scaleway