juanjonavarro.com

secciones

MonkeyTex

¿Alguien se acuerda de LaTeX ? Se trata de un procesador de textos que era (¿es?) muy popular entre la comunidad universitaria/científica.

Se escribe en un lenguaje de marcas y el sistema lo procesa pudiendo generar varios formatos (pdf entre ellos). Su gran popularidad se debe a que es muy potente para escribir formulas matemáticas de gran complejidad.

Si queréis escribir este tipo de documentos y no queréis tener que instalaros el software en local, nada mejor que el sitio MonkeyTex que te permite escribir, guardar y generar los pdf directamente desde una página web.

5 Comentarios
Federico
7 diciembre 2007, 13:32 — #1

>> Se trata de un procesador de textos que era (¿es?)

Sigue siendo :D

Juanjo Navarro
7 diciembre 2007, 13:45 — #2

Me alegra saberlo, Federico.

Recuerdo que sin demasiado esfuerzo, se obtenían documentos de gran calidad, muy cuidados en cuanto a sus márgenes, espaciados, etc.

Marcos
7 diciembre 2007, 14:13 — #3

Yo me acerqué a LaTeX porque oí hablar maravillas de él como maquetador y componedor de textos largos, por ejemplo, para dividir novelas por capítulos y ese tipo de documentos más complejos; sinceramente: huí corriendo por lo farragoso que resultaban los programas que trabajan con él; incluso la documentación me pareció complicada, claro que yo no soy ningún experto. Una pena, porque he visto resultados fantásticos.

Saludos

Juanjo Navarro
8 diciembre 2007, 11:02 — #4

Si lo que quieres es componer una novela o un relato (texto simplemente, sin muchas zarandajas) la verdad es que los códigos a aprenderte son básicamente ninguno. Otra cosa es que intentes hacer florituras, que pueden ser algo complicadas.

Con esta aplicación tienes una oportunidad de practicar sin tener que marearte mucho.

Brad
10 diciembre 2007, 16:58 — #5

Primero, lo siento que no hablo corrientemente el espanol.

Yo hice MonkeyTeX, y si tienen preguntas o quieren que yo cambie algo en el software, por favor me mande un mensaje. MonkeyTeX cambia y mejora cada dia, y quiero que siga.

Comentarios cerrados para este artículo

Anterior: Extraños insectos