juanjonavarro.com

secciones

A bloquear nuestros dominios

Leo en Entornos Abiertos que debemos tener precaución con la nueva política de transferencia de dominios.

Hasta ahora, cuando queríamos cambiar el registrador de uno de nuestros dominios (la empresa que se encarga de registrar el dominio por nosotros) corríamos el peligro de que la antigua empresa hiciese oídos sordos a la petición de la nueva, con lo cual perdíamos el control sobre ese dominio.

Ahora, esto ha cambiado y esta transferencia de dominio se realiza automáticamente. La contrapartida de esto es que ahora es posible que alguien se apropie de uno de nuestros dominios fácilmente. A menos que… a menos que bloqueemos el dominio (opción que muchos registradores tienen disponible de modo gratuito).

Así que, ya sabéis, a bloquear nuestros dominios lo antes posible.

9 Comentarios
Albin
11 noviembre 2004, 11:02 — #1
Ahora sí que me has preocupado ... yo he ido corriendo corriendo a bloquearlos y no veo ninguna opción, ni aviso o alerta, que diga algo al respecto.
Juanjo Navarro
11 noviembre 2004, 19:01 — #2
Hombre, lo normal es que no tengamos problemas ya que no se trata de dominios "golosos" que alguien vaya a pensar en robarnos.

En cualquier caso, podrías enviarle la consulta a tu registrador.

Yo tengo mis dominios en GoDaddy y sí existía la opción de bloqueo.

Un saludo.
Sergio
12 noviembre 2004, 01:43 — #3
Con Dinahosting los dominios están bloqueados por defecto, salvo que el cliente especifique expresamente lo contrario. Creo que es una buena política.
José Luis
15 noviembre 2004, 04:14 — #4
La otra noche alguien quiso pagar desde Tucows uno de los dominios que tengo registrados con Godaddy. Afortunadamente Godaddy me solicitó confirmación; de lo contrario hoy ese dominio sería de otra persona.

Recomiendaría a todos los propietarios de dominios que los bloqueasen; la nueva política de la ICANN facilita el robo y secuestro, es muy peligrosa en ese sentido...
Juanjo Navarro
15 noviembre 2004, 18:37 — #5
Sergio, sí es una buena medida, que me imagino que ahora cada vez más registradores adoptarán: bloquear por defecto.

José Luis, realmente este es un caso de los que no tienen solución fácil. Me imagino que esta nueva política tendrá relación con casos en los que ha sido imposible cambiar de registrador porque el actual se niega a ceder el dominio.
Albin
18 noviembre 2004, 11:52 — #6
"... casos en los que ha sido imposible cambiar de registrador porque el actual se niega a ceder el dominio" Y cual es el problema? El dominio es suyo y punto, no?
Juanjo Navarro
18 noviembre 2004, 12:28 — #7
No te sigo, Albin. ¿El dominio es suyo? ¿Del registrador? ¿O te refieres a que el dominio es tuyo?

El problema es que aunque el dominio es tuyo, todas las gestiones las haces a través del registrador.

Si el registrador te "secuestra" un dominio, te toca llevarlo a juicio. En fin que te puede salir la broma por un pico en abogados.

Un saludo.
Albin
19 noviembre 2004, 14:13 — #8
Me retracto ... no entendí registrador como la empresa que te lo registra sino como la persona que registra un dominio. Ok. Así tiene mucho más sentido.
Entonces, si mi registrador no me deja bloquearlos, qué sucede? que quiere tener vía libre para no soltarlos si no quiere? Qué es bloquearlo exactamente? De alguna manera lo hace más tuyo que antes? pero si ya esta a tu nombre ... y si bloquearlo es algo que te deja hacer el registrador, pues también podra desbloquearlo, no? vaya! parece que ando un poco perdido con todo esto...
Juanjo Navarro
21 noviembre 2004, 21:50 — #9
Ya, hombre, realmente si hay mala fe, me imagino que te toca pelear por el dominio. En cualquier caso lo que ocurría hasta ahora era que:

1/ Tu contactabas con tu nuevo registrador.

2/ El nuevo registrador se ponía en contacto con el viejo.

3/ El viejo registrador te pedía permiso a ti.

4/ Finalmente el dominio cambiaba de registrador.

La cosa es que a veces algún paso se perdía y terminabas sin poder cambiar el dominio.

Ahora se pasa directamente del paso 1 al 4 (siempre que lo tengas desbloqueado). Lo mejor es un registrador que te permita bloquearlo y desbloquearlo a voluntad, mediante algún procedimiento automático.

Comentarios cerrados para este artículo

Anterior: 26 ventajas de los libros electrónicos