juanjonavarro.com

secciones

El Diccionario del Diablo

Impagable el enlace que pjorge me ha descubierto a The Devil’s Dictionary (version 2). Aparte de la definición que ha seleccionado Pedro, yo he disfrutado, por lo socarrón y la mala leche implícita, con esta:

GNU License, noun

An impairment of vision, causing the victim’s perception to be limited to black and white.

Esta “versión 2” de un “Diccionario del Diablo” hace referencia, para los no iniciados, al libro “El Diccionario del Diablo”, de Ambrose Bierce.

Ambrose Bierce, escritor satírico y periodista estadounidense. Nació en 1842 y no se sabe exactamente cuando murió ya que en 1913 se fué a México a participar en la Revolución Mexicana y nadie lo ha vuelto a ver desde entonces. Suponemos que está muerto, vamos.

Su relatos rezuman cinismo y humor negro y macabro por lo que es una muy buena lectura para los miembros de este grupo. Su Diccionario del Diablo tiene verdaderas perlas de sabiduría brutal si bien es cierto que al leerlo hay muchas entradas que cuesta comprender por estar muy relacionada con la sociedad y política de finales del siglo XIX.

Como en internet yo no conozco ninguna página con información completa sobre él, aquí os paso la búsqueda de Google.

http://www.google.com/search?q=ambrose+bierce&lr=lang_es

Y ahora, una selección de definiciones del “Diccionario del Diablo” que una vez hice para unos amigos:

Amistad, s. Barco lo bastante grande como para llevar a dos con buen tiempo, pero a uno solo en caso de tormenta.

Espalda, s. Parte del cuerpo de un amigo que uno tiene el privilegio de contemplar en la adversidad.

Cerebro, s. Aparato con que pensamos que pensamos. Lo que distingue al hombre contento con “ser” algo del que quiere “hacer” algo. Un hombre de mucho dinero, o de posición prominente, tiene por lo común tanto cerebro en la cabeza que sus vecinos no pueden conservar el sombrero puesto. En nuestra civilización y bajo nuestra forma republicana de gobierno, el cerebro es tan apreciado que se recompensa a quien lo posee eximiéndolo de las preocupaciones del poder.

Abstemio, s. Persona de carácter débil, que cede a la tentación de negarse un placer. Abstemio total es el que se abstiene de todo, menos de la abstención; en especial, se abstiene de no meterse en los asuntos ajenos.

Batalla, s. Método de desatar con los dientes un nudo político que no pudo desatarse con la lengua.

Boda, s. Ceremonia por la que dos personas se proponen convertirse en una, una se propone convertirse en nada, y nada se propone volverse soportable.

Calamidad, s. Recordatorio evidente e inconfundible de que las cosas de esta vida no obedecen a nuestra voluntad. Hay dos clases de calamidades: las desgracias propias y la buena suerte ajena.

Cita, s. Repetición errónea de palabras ajenas.

Egoísta, s. Persona de mal gusto, que se interesa más en sí mismo que en mí.

Injuria, s. Ofensa que sigue en gravedad a un desdén.

Niñez, s. Período de la vida humana intermedio entre la idiotez de la primera infancia y la locura de la juventud, a dos pasos del pecado de la adultez, y a tres del remordimiento de la ancianidad.

Comentarios cerrados para este artículo